es Voces de China
N° 11 | 05.09.2021
Malentendidos comunes sobre cómo alcanzar la neutralidad de carbono
Liu Ke
Liu Ke (刘科) es especialista en energía, Catedrático del Departamento de Química y Director del Instituto de Energía Limpia de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur en Shenzhen y antiguo Vicepresidente y Gerente de Tecnología (CTO) del Instituto Nacional de Energía Limpia y Baja en Carbono del Grupo de Energía de China.
¿Cómo puede China lograr la neutralidad de carbono cuando sus emisiones alcanzaron 10.300 millones de toneladas en 2020, con el 92% generadas por combustibles fósiles? En un discurso reciente, Liu Ke señaló algunos malentendidos comunes sobre cómo alcanzar la neutralidad de carbono. En respuesta a la presunción de que las energías solar y eólica pueden sustituir la térmica por completo, Liu indica que esas energías en China solo pueden compensar alrededor del 12,5% de la generación eléctrica por carbón al año. Además, el suministro de las energías solar y eólica no es estable, por lo cual no debemos tener expectativas demasiado altas de las tecnologías de almacenamiento energético. Respecto a convertir el dióxido de carbono en químicos como el film transparente y cosméticos, Liu respondió con datos: incluso si todos los químicos del mundo se hicieran de dióxido de carbono, las emisiones de carbono producidas por petroquímicos solo se reducirían en un 13%. En cuanto a la propuesta de capturar, reciclar y almacenar el dióxido de carbono a gran escala, Liu argumenta que depender de la tecnología actual de CCUS (captura, utilización y almacenamiento de carbono) no es económico ni fructífero. En lo que respecta a la gran promoción de los vehículos eléctricos (EVs, por su nombre en inglés), Liu afirma que los EVs solo pueden reducir parcialmente la contaminación. Por ejemplo, una gran cantidad de electricidad utilizada en el este es generada en el oeste, como Mongolia Interior y Xinjiang, que soportan las emisiones de carbono por alimentar al este. Siempre que la mayoría de la electricidad de la red sea térmica, los vehículos eléctricos tendrán un impacto limitado en la reducción de carbono y el cambio climático global. Siguiendo estas argumentaciones, Liu propuso cinco enfoques viables para la reducción de carbono.
Es hora de crear su propio destino para los afganos
Yue Xiaoyong
Yue Xiaoyong (岳晓勇) fue recientemente designado como Enviado Especial de China para Asuntos Afganos. Trabajó como Embajador de China en Qatar, Jordania e Irlanda. Eric Li (李世默) es inversor de capital de riesgo y científico político de China.
En una entrevista con Eric Li, Yue Xiaoyong señaló que la mejor estrategia para China, como vecina de Afganistán, es abrir el diálogo con el Talibán sin importar si cambia sus conductas o no. Yue reveló que China ha mantenido un diálogo estrecho con el Talibán a través de varios canales. Por ejemplo, Yue participó en las negociaciones entre el Talibán y antiguos políticos republicanos de Afganistán y la reunión en Doha organizada por los países vecinos, incluyendo Rusia, Pakistán, Irán y Turquía. El Talibán se comprometió a trabajar junto a sus socios internacionales para reprimir el terrorismo. China está preocupada por cómo Afganistán va a enfrentar esta crisis dado que el Movimiento por la Independencia de Turquestán Oriental (ETIM, por su nombre en inglés), incluido en la lista de grupos terroristas de las Naciones Unidas, ha actuado como una enorme amenaza para la frontera occidental de China y su pueblo. Yue afirma que China participará más en el proceso de paz y reconciliación de Afganistán, asegurando que el país no se convierta en una cuna ni en un paraíso para las organizaciones terroristas. China insta a la comunidad internacional a estudiar el fracaso de Estados Unidos en Afganistán, a respetar la soberanía de otros países y a no interferir en sus asuntos internos. Según Yue, aunque Afganistán está en una situación de emergencia, los afganos tienen la oportunidad única de crear su propio destino.
Entender la cultura popular de los “clubes de fans” entre los jóvenes chinos
Beijing Cultural Review ( Wénhuà Zònghéng)
Beijing Cultural Review (文化纵横 Wénhuà Zònghéng) es una revista bimestral china que publica notas de opinión de alta calidad. Se dedica a revisar la historia y cultura chinas, revaluar los valores occidentales dominantes y explicar las perspectivas chinas sobre los asuntos globales.
El gobierno chino implementó nuevas medidas reguladoras para controlar la cultura caótica de los “clubes de fans” (饭圈 fàn quān) o comunidades autoorganizadas en línea para idolatrar a celebridades, sobre todo a las que gozan de más tráfico en internet. Estos clubes de fans se han convertido en una enorme industria que tiene un impacto profundo en el bienestar de la juventud china. Las medidas aparecieron después de que el cantante sino-canadiense Kris Wu fuera detenido por la violación a una fanática, lo cual llamó gran atención en las redes sociales. El artículo explica que la popularidad de la cultura de “club de fans” durante una década ha sido resultado de la competencia intensa, la alta presión y la falta de valores sociales orientadores entre los adolescentes, los cuales acuden a los “clubes de fans” en búsqueda de identidad colectiva y expresión personal. En un entorno construido por el capital, las personas famosas se convierten en bienes de una economía de fans centrada en las ganancias. Los fans gastan un sinfín de energía y dinero a la hora de votar en los rankings de celebridades, aumentar el número de visitas de las redes sociales, comprar productos promovidos por sus ídolos y organizar campañas offline para crear una imagen positiva de las celebridades. A diferencia del simple seguimiento de los ídolos en la etapa más temprana, la influencia de los fans en las celebridades ha aumentado con una interacción constante con las estrellas en las redes sociales como Weibo. Sin embargo, debido a la competencia feroz entre los ídolos y la intervención del capital, los fans suelen actuar de manera irracional, del ciberacoso a la difusión de rumores, creando un “fenómeno caótico en línea”. Para resolver este problema, las medidas del gobierno incluyen regular las agencias de celebridades, limitar la participación de adolescentes, prohibir los contenidos perjudiciales y violentos, restringir las actividades de marketing que conducen a un consumo excesivo, etc. El artículo aconseja que, además de las medidas reguladoras, es necesario mejorar el entorno social y los valores de los jóvenes.
¿Cómo puede la educación de labores domésticas en China resolver el problema de que los estudiantes hacen poco trabajo manual?
Wang Yuxiang
Wang Yuxiang (王玉香) es profesora y Decana de la Escuela de Políticas y Gestión Pública de la Universidad de la Ciencia y la Política de la Juventud de Shandong, donde Yang Ke (杨克) y Wu Lizhong (吴立忠) trabajan como profesores.
Casi 30.000 estudiantes fueron encuestados desde enero hasta marzo de 2021 por el Centro de Investigación de Juventud e Infancia de China. Con el título “Encuesta sobre el trabajo manual de los estudiantes adolescentes”, el estudio descubrió que la cantidad de trabajo físico que hacen los estudiantes escolares y universitarios es muy limitada. Más del 85% de los 13.991 encuestados en el grupo de estudiantes de primaria y secundaria hacen un promedio de dos horas o menos de labores domésticas a la semana. La mayoría de los estudiantes primarios y secundarios saben realizar quehaceres simples como la limpieza (96,10%) y el lavado de platos (84,4%), pero pocos pueden hacer trabajos un poco más complejos como la jardinería (27%) y el mantenimiento simple de utensilios domésticos (19,4%). Los resultados de la encuesta sobre el trabajo manual en la escuela son parecidos. Desde la perspectiva de la educación de labores (劳动教育Láodòng jiàoyù), a la educación de labores domésticas en familia le faltan reglas estrictas y la educación escolar no tiene suficientes incentivos, recursos e instalaciones. La educación de labores es un componente importante del sistema educativo socialista de China, sobre todo de la educación básica, la cual enseña a los estudiantes las técnicas de trabajo manual básico y les enseña a valorar a los trabajadores. Según la encuesta, la mayoría de los estudiantes universitarios son extremadamente reacios a participar en el trabajo físico y prefieren hacer trabajo mental. Según Wang Yuxiang, Yang Ke y Wu Lizhong, es altamente preocupante que cuanto más formados sean los estudiantes, menos dispuestos estarán a hacer labores domésticas y contribuir a los programas de la comunidad. Los autores instan a fortalecer la promoción y la consciencia de las labores manuales y creativas tanto en el sistema de educación familiar como el de educación escolar.
Por qué el PCCH prioriza la “prosperidad común”: un punto de vista histórico
Huang Ping
Huang Ping (黄平) es Vicepresidente Ejecutivo del Instituto Chino de Hong Kong y ex Director de los Institutos de Estudios Americanos y de Estudios Europeos de la Academia China de Ciencias Sociales.
En una entrevista reciente, Huang Ping destacó que el Partido Comunista de China (PCCH) es diferente de un partido político en términos del mundo occidental. El PCCH representa los intereses fundamentales del pueblo y el país. Huang señala que el socialismo es el ideal y convicción del PCCH que no se puede perder. Una vez perdido el socialismo, la hegemonía del capital, la brecha entre los ricos y los pobres, la corrupción e incluso la división del país se harán justificadas. La prosperidad común es el objetivo final de lograr un poderoso país socialista moderno. Reconociendo la necesidad de mejorar las condiciones de vida que eran todavía bajas en los primeros años de la era de reforma, Deng Xiaoping afirmó que “la pobreza no es socialismo” (1978) y que “el desarrollo tiene una importancia primordial” (1992, 发展是硬道理 Fāzhǎn shì yìng dàolǐ) . También enfatizó que “la esencia del socialismo consiste en liberar y desarrollar las fuerzas productivas, eliminar la explotación y polarización y alcanzar finalmente la prosperidad común”; por eso “si nuestra política genera polarización, habremos fracasado.” Huang observa que China ha priorizado la construcción económica durante los últimos 40 años, obteniendo grandes avances en el desarrollo y logrando erradicar la pobreza absoluta. Al mismo tiempo, China no ha abandonado el compromiso con el socialismo y su pueblo, es decir, el objetivo de lograr la “prosperidad común”. Para resolver la pobreza relativa, según Huang, el país debe eliminar las nuevas “cuatro montañas grandes” que abruman al pueblo chino: la educación, la salud, la vivienda y las pensiones. Fracasar en resolver estos problemas o en resolverlos de manera adecuada, desalentaría significativamente a muchos jóvenes patrióticos a esforzarse por la modernización socialista y la revitalización nacional. La finalidad de volver a hacer énfasis en la meta de la prosperidad común por parte del PCCH es solucionar estos asuntos.

Suscríbase a Voces de China. El boletín es publicado cada domingo en inglés, español y portugués.Descargue el PDF de los artículos completos (automáticamente traducidos). El equipo editorial de Dongsheng no necesariamente comparte las opiniones de los artículos.

Siga nuestras redes sociales: