es Voces de China
N° 47 | 05.06.2022
El Dr. Li Xiaoyun y funcionarios agrícolas africanos investigan la plantación de cultivos en Tanzania. Marzo de 2018. [Universidad Agrícola de China]
El nuevo paradigma de la ayuda de China para África
Li Xiaoyun
Li Xiaoyun (李小云) es profesor del Facultad de Humanidades y Estudios del Desarrollo de la Universidad Agrícola de China

Contexto

De acuerdo al Libro Blanco sobre la Cooperación China-África (2021), la ayuda exterior de China ascendió a 270.200 millones de yuanes (US$ 40.000 millones aproximadamente) de 2013 a 2018, de los cuales el 45% fue para África. Aunque la ayuda internacional china frecuentemente es malentendida y criticada injustificadamente por Occidente. A través del estudio de campo de los Centros de Demostración de Tecnología Agrícola de China en África, Li Xiaoyun explica cómo la Demostración del Nuevo Desarrollo, basada en la propia experiencia del país, contribuye al desarrollo agrícola en África y es superior al modelo de ayuda occidental.

Puntos Clave

  • La ayuda occidental para el desarrollo está basada en un marco teórico que combina el neoliberalismo y neoinstitucionalismo, un enfoque que explora cómo las instituciones restringen las elecciones y acciones de los individuos. La idea es que la pobreza mundial es el resultado de sistemas de gobierno político deficientes y que para cambiarlos y poder brindar servicios a los pobres se requiere del desarrollo del sistema industrial capitalista. Esta lógica clásica de desarrollo ha sido usada para justificar al colonialismo occidental cuando ayuda a “civilizar” a sociedades subdesarrolladas.
  • La ayuda occidental es una de las principales maneras en las que la cultura de occidente se expande, y solo es otorgada a países en desarrollo, con fuertes condicionantes. En comparación, el modelo de ayuda de China es un proceso de transferencia y localización de sus experiencias de desarrollo similares sin condiciones políticas previas.
  • A finales de los años 70, China introdujo el sistema de responsabilidad del hogar (家庭联产承包责任制 jiātíng lián chǎn chéngbāo zérèn zhì). En 1985, expertos agrícolas chinos usaron el mismo enfoque para desarrollar tres áreas de recuperación de arroz en Burkina Faso, llevando los derechos de propiedad de la tierra al estado y dividiendo los derechos de uso de la tierra entre los campesinos. Después del año 2000, el modelo, que había sido dirigido por los centros de demostración agrícola con formación técnica, se convirtió en la principal forma de ayuda agrícola de China a África.
  • La ayuda de China no sigue las normas de la asistencia al desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para países en desarrollo, sino que responde a los requerimientos especiales de esos países. Mientras tanto, el país se enfoca en el rol de liderazgo del gobierno y usa medios comerciales y tecnología moderna para mejorar la sostenibilidad del desarrollo.

Resumen

Li señala que, motivados por la misión nacional y los intereses económicos, los Centros de Demostración de China y los países africanos han establecido una relación mutuamente beneficiosa. Los centros han asumido la misión nacional de guiar a las empresas chinas hacia el sector agrícola africano para inversión y proporcionar capacitación tecnológica y técnicas de demostración a gran escala.

La relación entre el Estado y los campesinos en la lucha contra la pobreza
Zhou Feizhou
Zhou Feizhou (周飞舟) es profesor del Departamento de Sociología de la Universidad de Beijing

Contexto

Desde 2021, China ha avanzado en la estrategia de revitalización rural (乡村振兴 xiāngcūn zhènxīng) después de lograr la erradicación de la pobreza absoluta. A través de investigaciones sobre los pueblos pobres del país entre 2018 y 2020, Zhou Feizhou descubre que la campaña de eliminación de la pobreza demuestra una relación entre el Estado y los campesinos, que es el socialismo con características chinas: una relación en la que “la familia y el Estado forman un conjunto” (家国一体 jiā guó yī tǐ).

Puntos clave

  • Según el pensamiento tradicional chino, el Estado es los padres y los campesinos son su propia pueblo (子民 zǐ mín). Al mismo tiempo, el Estado, como la “familia grande”, debe cuidar a muchas “familias pequeñas”. La lucha de China contra la pobreza ha sido dirigida por el gobierno, mientras que los cuadros en el frente (扶贫干部 fúpín gànbù) representan el Estado. La relación tradicional entre el Estado y los campesinos fue retomada en la campaña, pero también se vió transformada fundamentalmente por la relación campesino-Estado (o campesino-cuadro) actual.
  • Como “pionera” de la eliminación de la pobreza, las inversiones en infraestructura de China ayudan a introducir capital y tecnología externas en áreas rurales remotas, lo cual permite a los campesinos encontrar trabajo fuera de los pueblos. Mientras tanto, el desarrollo de las industrias de los pueblos ayuda a los que no pueden irse a ganar dinero localmente.
  • La mayoría de las industrias ubicadas en los pueblos con menos desarrollo son intensivas en mano de obra, y la mayoría de la fuerza laboral que queda en las zonas rurales son ancianos y mujeres. El Estado dirige el capital corporativo para gestionar los niveles superiores e inferiores de las cadenas industriales mientras que deja el nivel medio de la cadena productiva a los campesinos para que lo controlen y operen desde la familia. La fuerte “base social” de las zonas rurales se mantiene con prudencia.
  • El “taller de eliminación de la pobreza” (扶贫车间 fúpín chējiān) en el pueblo de Gujia de la provincia de Hebei, es un buen ejemplo de la eliminación de la pobreza industrial dirigida por el gobierno. El taller proporciona oportunidades laborales a las mujeres locales que se han quedado atrás. Teniendo en cuenta sus necesidades de cuidar a los familiares, la gestión es flexible en el horario y observa las costumbres tradicionales con cautela. Este taller logró arraigarse en las zonas rurales y ayudó a las empresas a convertir las pérdidas en ganancias.
  • Para los capaces de trabajar pero que están atrapados en la pobreza por causas como falta de motivación o habilidades incompatibles, el país depende de los cuadros del PCCH que sirven en los pueblos y los habitantes locales para alentarlos a trabajar. Las políticas por sí solas no son suficientes para resolver fácilmente los problemas de “pobreza escondida” causada por relaciones familiares rotas, como por ejemplo, la separación provocada por la migración de familiares para trabajar en la ciudad. Parte del trabajo antipobreza consiste en promover etnias familiares y prácticas sociales más sanas.

Resumen

El autor afirma que la lucha contra la pobreza ha revelado un aspecto único de la relación Estado-campesino. Los campesinos se dan cuenta que sostener a sus familias con el apoyo de los cuadros es también servir al Estado (化家为国 huà jiā wèi guó). El Estado apoya a los campesinos y les alienta a pasar de responder al Estado a amar al Estado. Esta es la relación en la que “la familia y el Estado forman un conjunto”. A través de sumergirse en el campo, el gobierno no solo ha mantenido la estructura social rural basada en la familia, sino que también ha motivado y apoyado a los campesinos y las familias rurales para que participen en la revitalización rural.

Por qué menos mujeres chinas quieren tener hijos
Wei Nanzhi
Wei Nanzhi (魏南枝) es investigadora asociada del Instituto de Estudios Americanos de la Academia China de Ciencias Sociales (ACCS)

Contexto

Entre las mayores economías globales, China tiene una de las tasas más altas de empleo femenino (60,57% en 2019). Recientemente, el gobierno introdujo la política del tercer hijo, generando muchos debates sobre cómo mantener el equilibrio entre la carrera profesional y la familia y cómo proteger los derechos e intereses de las mujeres. Como una madre nacida en los años 70, Wei Nanzhi analiza el desarrollo de la emancipación de las mujeres durante los últimos 70 años desde la fundación del país y las razones complejas por las que muchas mujeres chinas están reacias a tener hijos.

Puntos clave

  • Las mujeres son una fuerza importante en la causa revolucionaria, lo que es una lección significativa comprobada por el liderazgo del Partido Comunista de China (PCCH) de las revoluciones chinas. El pico del estado de las mujeres en China apareció durante la era maoísta. A través de los equipos de producción (生产队 shēng chǎn duì) en las zonas rurales y las instituciones (单位 dān wèi) en las ciudades, las mujeres pudieron seguir el ritmo de los hombres y participar en la labor social y productiva. Los centros de cuidado infantil en las unidades urbanas o las organizaciones rurales de ayuda mutua infantil jugaron un papel de suma importancia en apoyar a las mujeres que trabajaban.
  • Tras la reforma y la apertura, desaparecieron los sistemas de apoyo social, como los centros de cuidado infantil. Las mujeres se convirtieron en madres a tiempo completo o acudieron a sus suegras para cuidar a los niños. Como consecuencia, volvieron a la estructura tradicional de las relaciones familiares, la que se mantiene por los derechos de propiedad. Bajo estas circunstancias, no son los maridos sino las suegras quienes tienden a pedir a las mujeres jóvenes que tomen un rol tradicional. En este contexto, la emancipación de las mujeres chinas experimentó un retroceso.
  • Hay dos puntos de vista extremos en el debate actual del feminismo de China: el primero aboga por competir con los hombres en todos los aspectos, que consiste, en realidad, en una reafirmación de la supremacía masculina. El segundo es ser completamente antagónica a los hombres, incluyendo negarse a casarse o a tener hijos. Sin embargo, la emancipación femenina y el cambio social deben realizarse teniendo en cuenta las normas sociales, y el problema no se puede resolver simplemente con la agudización del antagonismo de género.
  • La esencia del rechazo a tener hijos está basada en la lógica económica de que cuesta más administrar a más personas. En la relación tradicional china entre la suegra y la nuera, la generación joven es oprimida y, después de aceptar la lógica económica moderna, negarse a tener hijos se convierte en una manera de rebelarse contra la opresión tradicional.

Resumen

La autora señala que, como país socialista, el gobierno chino y su pueblo deben promover conjuntamente la protección de los derechos de las mujeres. Además de mejorar las leyes como la Ley de Matrimonio y la Ley Laboral, es necesario empoderar a las mujeres. El gobierno debe reconstruir las organizaciones de servicios públicos y solidaridad social que brinden apoyo a las mujeres. Por otro lado, es de suma importancia seguir activando y ampliando la energía de 700 millones de mujeres y alcanzar un mayor consenso entre ellas para que tengan más espacio para equilibrar su vida y trabajo.

La confrontación entre la coalición del Indo-Pacífico de Estados Unidos y la cooperación Asia-Pacífico de China
Tian Feilong
Tian Feilong (田飞龙) es profesor asociado del Instituto de Estudios Avanzados y de la Escuela de Derecho de la Universidad de Beihang

Contexto

En el contexto del conflicto ruso-ucraniano, Estados Unidos está promoviendo activamente la “estrategia del Indo-Pacífico” a través de un conjunto de medios diplomáticos. Tian Feilong cree que el viaje de Biden a Asia no traerá paz y desarrollo, sino que llevará a una situación geopolítica más riesgosa.

Puntos clave

  • La estrategia geopolítica de Estados Unidos, con China y Rusia como sus mayores oponentes, ha sido planeada por un largo tiempo. Estados Unidos había considerado la política de “aliarse a Rusia para contener a China”. Dadas sus políticas internas, las innumerables diferencias con Rusia y el foco en mantener su hegemonía global, la élite estadounidense finalmente decidió atacar simultáneamente y luchar en dos frentes.
  • El “frente occidental” de la hegemonía estadounidense está basado en el sistema de la OTAN y el liberalismo atlántico, y su objetivo geopolítico es Rusia. El conflicto de Ucrania es una consecuencia geopolítica de la expansión de la OTAN hacia el este. El objetivo de la operación militar especial de Rusia fue el de intentar reconstruir un sistema de balance, orden y seguridad basado en los principios de defensa de la soberanía nacional y del multilateralismo. Sin embargo, Estados Unidos y la OTAN han incrementado el envío de armas a Ucrania y exacerban la situación al admitir a Suecia y Finlandia dentro de la alianza.
  • China es el objetivo geopolítico del “frente oriental” de la hegemonía estadounidense. Estados Unidos está determinado a crear una estructura de “estrategia del Indo-Pacífico” para rodear y contener a China, en un intento de prevenir el continuo ascenso del país y su liderazgo político regional en desarrollo. Sin embargo, la situación geopolítica en el “frente oriental” es más compleja que la del “frente occidental” y es posible que la estrategia del Indo-Pacífico de Estados Unidos falle.
  • El Marco Económico del Indo-Pacífico (IPEF, por su sigla en inglés) no es solo una alternativa al “Acuerdo Trans-Pacífico”, sino que es el nuevo proyecto de la estrategia de hegemonía global de Biden. El IPEF está centrado en Estados Unidos y busca fragmentar las cadenas industriales del Indo-Pacífico y de Asia-Pacífico y crear conflictos geopolíticos.
  • Un gran número de países en desarrollo y países desarrollados que no están alineados con la estrategia de Estados Unidos y prefieren un desarrollo pacífico tienen un profundo entendimiento o incluso experiencias directas respecto a la hegemonía estadounidense y sus peligros a largo plazo. Tienen una necesidad legítima de contrarrestar esa hegemonía y buscar un camino de desarrollo independiente y soberano. Es por esto que 149 países han firmado acuerdos de cooperación con China en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, basada en los principios del multilateralismo y la independencia de las naciones soberanas.

Resumen

En la lucha contra la hegemonía estadounidense, China no está solo peleando por su propia seguridad y desarrollo, sino que también por los intereses fundamentales de todos los países y pueblos rehenes y oprimidos. En línea con el desarrollo pacífico, China no es un país aislado ni puede ser aislado fácilmente. Los valores de paz y una comunidad con futuro compartido para la humanidad (人类命运共同体 rénlèi mìngyùn gòngtóngtǐ) son opuestos a las políticas imperialistas basados en la diplomacia de Guerra Fría, la contención de los adversarios y el unilateralismo.

Cómo priorizar el desarrollo de la industria pesada aceleró la transición socialista china
Zhu Jiamu
Zhu Jiamu (朱佳木) es presidente de la Asociación de Historia Nacional de la República Popular China y ex vicepresidente de la Academia China de Ciencias Sociales

Contexto

Tras la fundación de la República Popular China en 1949, los líderes chinos previeron que la transición de la nueva democracia hacia el socialismo tomaría entre 10 y 15 años, pero sólo tardó tres años en realizarse (1953-1956). Zhu Jiamu analiza cómo el PCCH adoptó la estrategia de priorizar el desarrollo de la industria pesada según la afirmación marxista de que “hay que dar prioridad al desarrollo de las industrias que producen medios de producción.” El autor señala que fue esta estrategia la que aceleró la transición socialista y la industrialización de la Nueva China.

Puntos clave

  • El PCCH decidió finalizar la transición hacia el socialismo de antemano, para responder tanto a la necesidad de priorizar la industria pesada para desarrollar las fuerzas productivas, como a la asistencia de la Unión Soviética para apoyar las prioridades económicas chinas.
  • Aproximadamente en 1952, a través de comparaciones y debates repetitivos sobre las vías de industrialización de la Unión Soviética y las de los países capitalistas, China cambió su idea previa de desarrollar la industria ligera antes de la pesada y propuso el “Primer Plan Quinquenal” (“一五”计划 yīwǔ jìhuà), aprendiendo de la experiencia soviética y priorizando el desarrollo de la industria pesada y la de defensa. Este plan recibió garantías explícitas de asistencia desde la Unión Soviética.
  • El desarrollo de la industria pesada requiere una gran cantidad de inversiones capitalistas, y la base industrial extremadamente débil de China hizo que fuera aún más necesario implementar una economía planificada altamente centralizada para que el capital limitado y otros recursos se concentraran en la construcción de la industria pesada. Como consecuencia, China aceleró la transformación de la industria y el comercio capitalistas en empresas operadas por el Estado, así como el establecimiento de cooperativas agrícolas.
  • En 1957, la producción industrial china representó el 56,7% de su producción agrícola e industrial bruta, cercano al objetivo del 60% de industrialización socialista para el período de transición. Además, a finales del Primer Plan Quinquenal, China había sentado una base inicial para el establecimiento de un sistema industrial independiente y completo. La tarea del período de transición se cumplió con antelación.

Resumen

El punto de partida de una transición temprana hacia el socialismo consiste en adaptar las relaciones productivas y el sistema económico domésticos a las necesidades de la estrategia de dar prioridad al desarrollo de la industria pesada lo antes posible. China aprovechó la oportunidad favorable de la reducción de la tensión de la Guerra de Resistencia a la Agresión de Estados Unidos y Asistencia a Corea (抗美援朝 kàng měi yuán cháo) y el compromiso de la Unión Soviética de ayudar a China en la construcción del Primer Plan Quinquenal para acelerar la industrialización. De 1953 a 1956, la producción industrial total del país aumentó en un promedio de 19,6% anual, mientras que la producción total agrícola creció en un 4,8% al año. Los logros de priorizar el desarrollo de la industria pesada han sentado una base importante para continuar con el desarrollo de la modernización socialista con características chinas.

(Voces de China continuará interpretando el contexto histórico y la lógica del desarrollo de la sinización del marxismo)

Suscríbase a Voces de China. El boletín es publicado cada domingo en inglés, español y portugués.Descargue el PDF de los artículos completos (automáticamente traducidos). El equipo editorial de Dongsheng no necesariamente comparte las opiniones de los artículos.

Siga nuestras redes sociales: