es Voces de China
N° 51 | 10.07.2022
Taiwán forma parte de China, más allá de las afirmaciones de EE. UU. [China Daily]
Las líneas rojas de China sobre Taiwán son claras a pesar de la política estadounidense de ambigüedad estratégica
Zhou Bo (周波)
Como integrante senior del Centro para la Seguridad y Estrategia Internacional de la Universidad de Tsinghua, el hoy retirado coronel Zhou Bo es una voz frecuente en los medios internacionales. Zhou fue director del Centro para la Cooperación en Seguridad de la Oficina para la Cooperación Militar Internacional del Ministerio de Defensa Nacional de China.

Contexto:

Durante su visita a Tokio en los últimos días de mayo, Biden afirmó que Estados Unidos debería defender a Taiwán ante un eventual ataque de China. Esta aparente “metida de pata” abrió el debate sobre si Estados Unidos está cambiando su política histórica respecto a Taiwán. Sin embargo, no es la primera vez que Biden envía, “inintencionadamente”, señales erróneas sobre el tema. El autor sugiere que estas repetidas “metidas de pata” de Biden deben tomarse seriamente y que las intenciones que se opongan al principio de “Una sola China” no deben perdurar.

Puntos clave:

  • A pesar del hecho de que el Ejército Popular de Liberación (EPL) tiene tres portaaviones y más barcos que la Marina estadounidense, Biden insiste en provocar una potencial guerra con China. Todo lo contrario a su actitud frente a Rusia, con quien evita tener un conflicto directo. Esto se debe, probablemente, a que Moscú amenazó a la OTAN con ataques nucleares, mientras que Beijing prometió nunca ser la primera en usar armas de ese tipo bajo ninguna circunstancia. De ser así, Beijing tendría que cambiar su doctrina militar de un arsenal nuclear “pequeño y efectivo” a uno de gran escala que le posibilite, en teoría, un efectivo ataque de represalia después de sobrevivir el primer golpe del enemigo.
  • La aparente metida de pata de Biden en Tokio (la tercera en nueve meses) parecería señalar la floreciente política estadounidense de “claridad estratégica” respecto al tema de Taiwán, un cambio en su política histórica de “ambigüedad estratégica”. No obstante, China tiene una gran confianza en la eventual reunificación con Taiwán. Esto se demuestra en el presupuesto de defensa para 2022, que como en los últimos años, está dentro del 2% del PBI.
  • La Ley Anti Secesión de 2005 declaró ilegal y punible cualquier acción separatista de Taiwán. Es en esa línea que el gobierno chino nunca permitirá la “independencia de Taiwán”. La posibilidad de que el país recurra a medios no pacíficos en su intento de reunificación con Taiwán existe solo porque, en los últimos años, Washington ha intentado, repetidamente, crear “incidentes” para impedir los esfuerzos de China para una reunificación pacífica. Estos “incidentes” le han dado a Beijing una buena razón para sospechar que Washington adhiere a la política de “una sola China” solo de forma testimonial.
  • La reunificación con Taiwán representa uno de los principales intereses de China. Esto significa que el Ejército Popular de Liberación no puede darse el lujo de perder una guerra por la soberanía de China. El EPL debe estar preparado para cualquier conflicto liderado por Estados Unidos en el estrecho de Taiwán y luchar hasta el final para frenar la secesión taiwanesa.
La Nueva Economía en China: del 2000 en adelante
Eric Li (李世默)
Eric Li es politólogo, presidente de la Junta Asesora del Instituto China de la Universidad de Fudan y fundador y socio gerente de Chengwei Capital. Es fundador de Guancha, el medio digital de izquierda, no gubernamental y más influyente en actualidad y política de China. A su vez es un famoso escritor que ha publicado artículos sobre el sistema político chino y gobernanza comparada en el mundo de habla inglesa. Sus últimos dos artículos fueron “Sobre el éxito de China, el fracaso de América y la rivalidad irracional” (The Wire China, noviembre de 2020) y “Sobre el fracaso de la democracia liberal y el ascenso del camino de China” (The Economist, diciembre de 2021).

Contexto:

Actualmente, la economía global enfrenta una presión a la baja y el desarrollo económico interno de China enfrenta muchos desafíos. En su discurso en la Conferencia Global de Capitales de Riesgo 2022, Eric Li discutió las características del nuevo desarrollo económico de China en las primeras dos décadas del siglo XXI y qué cambios se esperan en los próximos 20 años.

Puntos clave:

  • La primera fase del desarrollo de la Nueva Economía abarcó desde 2000 hasta 2019 y estuvo caracterizada por menos regulación estatal del capital, es decir que el Estado apoyó el crecimiento económico rápido y el aumento de capital con una escala económica ampliada. Sin embargo, las inversiones en investigación y desarrollo crecieron a un ritmo relativamente lento. La nueva economía digital fue impulsada menos por la tecnología y más por la maximización de los beneficios externos creados por el Estado socialista, como el aumento del ingreso disponible del pueblo, la mejora en logística y transporte, y la expansión de la estructura de información digital. El estado tuvo que absorber todos los impactos sociales negativos de la sociedad, incluida la brecha de ingresos cada vez mayor.
  • Desde 2020, la Nueva Economía estuvo caracterizada por una regulación estatal del capital significativamente mayor, lo que significa que tanto la industria de inversiones como los dueños de negocios de la nueva economía deberían seguir los principios de “desarrollo de calidad” y “sociedad inclusiva” definidos por el Estado.
  • Eric Li sugiere que las inversiones en este nuevo período deben enfocar en tres prioridades: 1) optimización inteligente de la cadena de suministro, 2) substitución de importaciones de tecnologías extranjeras, especialmente en áreas como la fabricación de chips, 3) desarrollo sustentable, especialmente de aquellas tecnologías que facilitan el uso de energías renovables.
  • La industria de inversiones de China no debería perseguir ciegamente el juego impulsado por las finanzas en la nueva economía, sino prestar atención al desarrollo cualitativo de la economía, basado en una comprensión más profunda de toda la cadena de suministro.
  • Los dueños de las empresas, y especialmente quienes toman decisiones de inversión, deben alinear los beneficios de sus ganancias de inversión con los intereses del país y el bienestar del pueblo, y contribuir al desarrollo de la economía de mercado socialista.

Suscríbase a Voces de China. El boletín es publicado cada domingo en inglés, español y portugués.Descargue el PDF de los artículos completos (automáticamente traducidos). El equipo editorial de Dongsheng no necesariamente comparte las opiniones de los artículos.

Siga nuestras redes sociales: