es Voces de China
N° 52 | 17.07.2022
Jóvenes del Partido se ofrecen como voluntarios para ayudar a los productores de uva en el pueblo de Rongjin, ciudad de Zhangjia. [China Daily]
“El trabajo duro brinda oportunidades”: el proceso de ascenso de los jóvenes cuadros de base
Yang Hua (杨华)
Yang Hua, nacido en los 80, es profesor en la Facultad de Sociología de la Universidad de Wuhan. Se comprometió con la investigación rural en el año 2007, visitó cerca de 20 provincias y ciudades de China, y publicó un libro titulado “Condados y Municipios en China: la modernización de la gobernanza de condado” (县乡中国:县域治理现代化) en 2022, que se convirtió inmediatamente en un bestseller nacional.

Contexto:

En la nueva era iniciada en 2013, los jóvenes cuadros de base a lo largo y ancho de China se están moviendo en una dirección positiva, como lo demuestra su proactividad y trabajo entre el pueblo. Sin embargo, el camino para ser ascendidos a mejores posiciones no siempre es fácil, y algunos cuadros aún luchan con pensamientos de “autoprotección” y de “evitar la culpa”. La investigación de Yang Hua observa el proceso de promoción de cuadros jóvenes y su nueva comprensión de lo que implica.

Puntos clave:

  • Hasta el 18° Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCH) a fines de 2012, la perspectiva dominante de los cuadros jóvenes era que las “relaciones personales” dentro de los rangos del partido eran el factor dominante para conseguir ascender en algunas regiones de China. Aunque no era completamente cierto en el proceso general, esta percepción hacía que los cuadros que trabajaban duro y no eran promovidos se sintieran agraviados y decepcionados, desembocando en muchas quejas.
  • Después del 18° Congreso Nacional, la selección de personal y el mecanismo de nombramientos fueron corregidos a través de una serie de iniciativas lanzadas por el Comité Central del PCCH que reformaron el clima político interno del Partido y del gobierno.
  • El entorno en el que los cuadros jóvenes se desarrollan ha mejorado significativamente en cuatro aspectos: 1) Los líderes de unidad (单位 dānwèi) o rama tomaron la iniciativa para generar una atmósfera de trabajo positiva y unida donde los cuadros jóvenes trabajen juntos y cooperen entre sí. 2) Los líderes de unidad o rama construyeron, intencionalmente, un mecanismo de desarrollo en el cual los cuadros jóvenes puedan crecer y recibir una tutoría más cuidadosa. 3) Los líderes de unidad prestan atención al trabajo, la vida, el aprendizaje y el desarrollo de los cuadros jóvenes frecuentemente. 4) La competencia y la actitud laboral son el único criterio para la selección de personal y nombramientos, lo que genera un nuevo entorno y un nuevo pensamiento; si trabajas duro, tendrás una chance para el ascenso.
  • Desde el año 2000, los jóvenes cuadros de base nacidos en los 80 y los 90 fueron promovidos a muchas posiciones de liderazgo. Son reflexivos, experimentados, energéticos y ambiciosos, pero aún sienten mucha presión por asumir la “responsabilidad política” fuera de lugar, un requisito que a veces se le adjudica a los cuadros jóvenes.
  • De acuerdo a una encuesta realizada por Yang, en ciertas regiones, los cuadros jóvenes se sienten desmoralizados por este requisito erróneamente adjudicado a ellos. Algunos dijeron que sintieron una especie de “Espada de Damocles” que podía caer en cualquier momento: “si tus esfuerzos no alcanzan los resultados esperados, serás reemplazado, reubicado y degradado muy pronto”.
  • Usualmente, esta presión desmoralizadora proviene de cuatro prácticas erróneas: 1) Los derechos y responsabilidades a menudo no coinciden. 2) A veces, hay demasiadas tareas consideradas “imprescindibles” asignadas a los cuadros de base: cualquier tarea fallida significa que el cuadro no es ascendido y que posiblemente sea degradado. 3) Los cuadros superiores pueden abusar del mecanismo de rendición de cuentas y usarlo para cambiar la responsabilidad y culpar a sus subordinados. 4) Los cuadros de base podrían estar agotados por la exigencia de cumplir todas sus tareas al máximo nivel de calidad.
“El sistema de producción estadounidense”: el ascenso y fragmentación de un imperio manufacturero
Yan Peng (严鹏)
Yan Peng es profesor asociado del Instituto de Historia Moderna de China de la Universidad de Huazhong y director adjunto del Centro de Investigación de la Cultura Industrial de China. Publicó varios artículos sobre la relación entre el proceso histórico de industrialización y el socialismo en China, y un libro titulado “Guerra e industrialización: el cambio en el sector de fabricación de equipamiento chino durante la Guerra Anti-japonesa”.

Contexto:

Las fricciones comerciales en el mundo se centran en el sector manufacturero. Durante los últimos cinco años, la guerra comercial entre China y Estados Unidos se ha intensificado y continuará escalando aún más. Yan Peng ofrece un punto de vista basado en un análisis histórico de los hechos: la piedra angular de la hegemonía política estadounidense fue el fuerte sector manufacturero. En las últimas décadas, este sector ha mostrado una caída irreversible a pesar de los esfuerzos del gobierno para revivirlo. Esta caída se ha convertido en una de las fuentes más importantes de las tensiones económicas y políticas del mundo actual.

Nota editorial: si bien el autor señala cómo la debilidad competitiva ha contribuido a la caída del sector manufacturero estadounidense, se necesita un análisis más profundo de las reglas que gobiernan la producción en la era del imperialismo. Desde mediados de la década del 90, con el impulso del capital financiero para maximizar las ganancias, el imperialismo estadounidense aceleró el traslado de su base industrial al exterior, especialmente al Sur Global y a China en particular. En paralelo, hubo otros factores en juego: el aumento de la productividad eliminó muchos puestos de trabajo en Estados Unidos y la inversión del capital financiero allí donde hubiera ganancias derivó en la falta de inversión en manufacturas.

Puntos clave:

  • Como resultado de su incapacidad para fabricar bienes básicos durante la Guerra de Independencia con Gran Bretaña, los líderes políticos y militares de Estados Unidos aprendieron rápidamente la vital importancia de tener un sector manufacturero fuerte que pueda garantizar materiales estratégicos y bienes manufacturados. Así nació “el sistema de producción estadounidense”, primero desarrollado por el ejército y luego introducido al sistema industrial donde continuó desarrollándose.
  • “El sistema americano” tiene dos connotaciones: una referida a las ideas económicas proteccionistas y prácticas políticas del siglo XIX contra el libre comercio británico, conocidas como el “sistema institucional estadounidense”; la otra referida al ascenso del sistema manufacturero estadounidense de producción masiva en el siglo XIX.
  • La mecanización de la producción masiva (un sistema de producción estandarizado basado en partes y módulos intercambiables) es una de las principales características en la evolución del sector manufacturero estadounidense.
  • La hegemonía militar y política alcanzada por Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial se convirtió, con el tiempo, en una paradoja para el sector manufacturero estadounidense. Para mantener su hegemonía política, Estados Unidos fue forzado a hacer concesiones económicas y a abrir su mercado interno a los bienes manufacturados de sus aliados. Como resultado, los competidores extranjeros ganaron una gran cuota del mercado y esto contribuyó a la caída de industrias como la automotriz, la del acero y de maquinaria.
  • Estados Unidos, sin embargo, mantuvo su liderazgo innovador y a largo plazo en las industrias militar, aeroespacial e tecnologías de la información, lo que generó altos márgenes de ganancia al aprovechar el gran capital acumulado de conocimiento.
  • Los problemas que trajo la caída del sector manufacturero interno como desempleo, pérdida de trabajadores calificados, falta de autosuficiencia en bienes estratégicos en defensa y deterioro de las economías regionales son muy graves para el gobierno estadounidense. Desde los 80, Estados Unidos libró guerras comerciales, primero contra sus aliados y luego contra potencias emergentes.
  • Las contradicciones económicas dentro de Estados Unidos son una importante razón por la cual el orden político y económico mundial ha entrado en una era de conflicto y confusión. El poder hegemónico estadounidense es incapaz de resolver esta nueva etapa.

Suscríbase a Voces de China. El boletín es publicado cada domingo en inglés, español y portugués.Descargue el PDF de los artículos completos (automáticamente traducidos). El equipo editorial de Dongsheng no necesariamente comparte las opiniones de los artículos.

Siga nuestras redes sociales: