es Voces de China
N° 53 | 24.07.2022
El estancamiento estratégico entre China y Estados Unidos se mantiene a medida que cambia el equilibrio de poder.
¿Por qué la disputa de China contra el poder hegemónico estadounidense entró en una fase de estancamiento estratégico?
Huang Renwei (黄仁伟)
Huang Renwei es vicepresidente ejecutivo del Instituto de la Franja y la Ruta y Gobernanza Global de la Universidad de Fudan. También fue vicepresidente de la Academia de Ciencias Sociales de Shanghái. Ha estudiado en profundidad la estrategia internacional de China, las relaciones entre China y Estados Unidos, y economía internacional. Es el autor de “La decisión histórica del camino de desarrollo pacífico de China”, “Tiempo y espacio del ascenso de China”, “Política exterior independiente y pacífica” y “La evolución de los sistemas de tierra en el oeste estadounidense”.

Contexto:

A medida que China asciende económica y políticamente, su disputa con Estados Unidos se vuelve más feroz. Huang Renwei señala la debilidad inherente de la estructura de poder estadounidense y argumenta que, desde el 2020, China y Estados Unidos entraron en una fase de estancamiento estratégico que posiblemente continúe con altibajos por los próximos 30 años.

Puntos clave:

  • El concepto de “fase de enfrentamiento estratégico” fue acuñado por Mao Zedong en el texto “Sobre la guerra prolongada”. La teoría de Mao era que la guerra contra Japón consistía en tres fases: la ofensiva japonesa, el estancamiento sino-japonés estratégico y la contraofensiva china. Sin embargo, la fase de estancamiento actual entre China y Estados Unidos es de diferente naturaleza: la competencia estratégica entre las dos potencias aún no ha entrado a un enfrentamiento militar directo y China aún no ha establecido como un objetivo estratégico la derrota militar de Estados Unidos. En cambio, el objetivo de China es luchar por un nuevo orden mundial justo y equitativo con prosperidad común para todos los países.
  • La razón por la que esta relación entró en un estancamiento estratégico es la llamada “dualidad” de las estructuras de poder. La “dualidad” de Estados Unidos está caracterizada por el hecho de que, por un lado, el país se encuentra en un proceso de caída económica y política, pero por el otro aún es una potencia militar relativamente fuerte. La dualidad de China es lo opuesto: se encuentra en un proceso de ascenso pero también muestra muchas debilidades. La “dualidad” evoluciona gradualmente con el tiempo.
  • La hegemonía del dólar estadounidense ha beneficiado enormemente, en términos históricos, a los intereses estratégicos de Estados Unidos. Sin embargo, Estados Unidos se extralimitó en el uso de este poder y su credibilidad ha sido puesta en duda.
  • En los próximos 30 años, China enfrentará la dura realidad de que los países occidentales, liderados por Estados Unidos, rechazarán y difamarán el rol y la participación de China en el viejo orden mundial. China debe tomar la iniciativa y cambiar el panorama internacional existente para crear un nuevo orden mundial. Pueden pasar generaciones hasta que este nuevo sistema sea establecido.
  • ¿Estados Unidos puede ganar con la estrategia de desacoplamiento? Es dudoso, ya que la capacidad de Estados Unidos de confrontar a China es limitada y restringida. Si Estados Unidos se involucrara en un conflicto militar contra China, los costos relacionados serían astronómicos. La guerra podría generar un colapso de los mercados financieros estadounidenses. Al final, a menos que haya un conflicto nuclear, Estados Unidos no podría vencer a China militarmente.
  • La duración del estancamiento estratégico dependerá de la velocidad con la que cambie la correlación de fuerzas. Es sabido que en la década de 2030 se dará un cambio decisivo en la correlación de fuerzas global, cuando la economía de China, medida por su PIB, supere a la de Estados Unidos. Huang cree que en la década de 2040, China se pondrá a la altura de Estados Unidos en las áreas de ciencia y tecnología.
  • El autor también cree que, en esta etapa de estancamiento estratégico, Estados Unidos hará un gran uso de sus ventajas en poder blando, cuyo costo-beneficio excede ampliamente al de un enfrentamiento directo. Así, la intensidad de la competencia de poder blando entre ambas potencias tomaría el centro de la escena.
25 años de la reunificación de Hong Kong y China continental: algunas reflexiones sobre el principio “un país, dos sistemas”
Shao Shanbo (邵善波)
Shao Shanbo sirvió como miembro del Comité Estratégico y del Comité Ejecutivo de la Región Administrativa Especial de Hong Kong. Fue nombrado jefe de la Unidad Central de Políticas sirviendo como jefe ejecutivo. Actualmente es un asesor permanente de la Unidad Central de Políticas.

Contexto:

Los 25 años de la reunificación de Hong Kong se encuentran justo en el punto medio de los 50 años del principio “un país, dos sistemas”. Este es un nuevo capítulo en la reforma del gobierno y el Consejo Legislativo según el nuevo reglamento electoral. Sin embargo, los incidentes separatistas como el de “Ocupar el centro” en 2014 y las “Olas Violentas” en 2019 que bloquearon el funcionamiento de la ciudad durante meses, nos hacen reflexionar sobre el pasado y mirar hacia el futuro.

Puntos clave:

  • En 1997, cuando la soberanía de Hong Kong fue legítimamente devuelta a la República Popular China, el gobierno central en Beijing estaba muy preocupado por mantener la estabilidad social de la ciudad. Consecuentemente, decidió que la totalidad de la estructura de gobierno y su sistema de personal civil no serían modificados. Unos años antes del traspaso, las fuerzas políticas que representaban a los “antiguos y coloniales” gobernantes, introdujeron el llamado sistema político democrático, fracturando a los partidos políticos y complicando el proceso de elección y nombramiento del Jefe Ejecutivo de Hong Kong y los miembros del consejo legislativo. Esto fue un cambio fundamental para la isla que hasta ese entonces solo había estado orientada al comercio. Estos cambios sentaron las bases para la polarización de los últimos 25 años. El año pasado, el gobierno central propuso e implementó nuevos cambios en el proceso de elección, que aseguraron el alineamiento político del gobierno de Hong Kong.
  • Ha habido un acalorado debate en Hong Kong y Beijing sobre si el gobierno central debería intervenir en los asuntos políticos de la isla. Al principio, después del traspaso de Hong Kong, Beijing se restringió a sí mismo en una política de “no intervención”. Sin embargo, la historia ha demostrado que esta política cautelosa no pudo prevenir las actividades de carácter separatistas y anti gobierno central. Esto incluso llevó al estallido a gran escala del movimiento separatista “Olas Violentas” en 2019, que detuvo el funcionamiento de la ciudad durante meses. Después de los disturbios de 2019, el gobierno central finalmente intervino. Cambió la ley de seguridad nacional y equipó a la policía y a las fuerzas del orden con nuevas herramientas para agilizar la presentación de cargos contra individuos del movimiento separatista y encarcelarlos cuando corresponda. También cambió el sistema electoral, asegurando que sólo se postulen a cargos políticos personas que demuestren ser leales y patriotas. Las intervenciones ayudaron a que la gente de Hong Kong entienda el rol positivo del gobierno central en los asuntos políticos locales.
  • El principio “un país, dos sistemas” permite que Hong Kong opere bajo el sistema capitalista por 50 años para maximizar su ubicación única como ciudad portuaria libre y, al hacerlo, brindar valor a la construcción socialista del continente. Shao cree que “un país, dos sistemas” no causó los problemas de la isla en sí mismo. Fueron las fuerzas políticas antagonistas que se oponen a la intervención del gobierno central, en cambio, las responsables por las interrupciones políticas. Muy recientemente, Xi Jinping le pidió al PCCH que estudie este concepto a fondo, porque también podría brindar el marco político transitorio cuando, en el futuro, la isla de Taiwán se unifique con el continente. De acuerdo a Shao, el año 2047 no debe ser el final de “un país, dos sistemas” si su vitalidad y superioridad son probadas en la práctica.

Suscríbase a Voces de China. El boletín es publicado cada domingo en inglés, español y portugués.Descargue el PDF de los artículos completos (automáticamente traducidos). El equipo editorial de Dongsheng no necesariamente comparte las opiniones de los artículos.

Siga nuestras redes sociales: