es Voces de China
N° 61 | 18.09.2022
Las compañías chinas deben prepararse para la disputa global por los talentos tecnológicos
Chén Jīng (陈经)
Chen Jing es vicepresidente de 风云学会 (fēng yún xué huì) un think tank privado enfocado en ciencia, tecnología y estrategia. Es experto en redes sociales y alto directivo de una empresa de inteligencia artificial con sede en Shenzhen. Su libro más famoso es La economía iniciada por el gobierno en China.

Contexto:

La oferta de talentos tecnológicos se alteró a nivel mundial durante el resurgimiento de la pandemia y el prolongado conflicto entre Rusia y Ucrania. Las empresas mundiales están entrando en una nueva etapa de disputa para ganar talentos en el campo de la tecnología digital.

Puntos clave:

  • Estados Unidos y algunos países de Europa Occidental llevan décadas sumidos en esta escasez de talentos, confiando en los trabajadores internacionales y atrayendolos para que impulsen su desarrollo tecnológico. En los últimos 20 años, Estados Unidos ha suplido esta carencia principalmente con la contratación de estudiantes internacionales y la creación de empresas en los países de destino. Este último enfoque se ha vuelto cada vez más común como parte del proceso de globalización.
  • India ha desarrollado muchos talentos en el campo de las tecnologías de la información a través de sus escuelas de élite y sus gigantescas empresas de TI. Se ha producido un enorme influjo de licenciados en tecnología indios de alto nivel hacia Estados Unidos. En los últimos 10 años, Occidente también ha empezado a subcontratar operaciones de TI a Polonia, Rusia, Bielorrusia, Ucrania y otros países de Europa del Este. Ucrania heredó la base tecnológica construida por los soviéticos y se convirtió en un terreno de búsqueda de talentos tecnológicos de renombre internacional.
  • China cuenta con la mayor reserva de talentos tecnológicos. Sin embargo, el gobierno y el pueblo chinos no están interesados en ser un simple proveedor de talentos para Occidente. China también necesita talentos tecnológicos globales, especialmente los gigantes chinos de la informática que necesitan más trabajadores tecnológicos para competir mejor con sus homólogos europeos y estadounidenses. Estas empresas chinas han creado centros de investigación y desarrollo en India, Rusia, Estados Unidos, Japón, Francia y muchos otros países, reclutando trabajadores de alto calibre de todo el mundo.
  • Inevitablemente, los riesgos geopolíticos alterarán la oferta de talentos a nivel mundial. Ante la feroz competencia en la industria tecnológica, en lugar de confiar únicamente en los talentos nacionales, las empresas chinas necesitan aumentar sus esfuerzos para buscar talentos en otros países. Aparte de los de Europa del Este, China debería fijarse en el talento tecnológico de élite de la India y, a pesar de las fricciones fronterizas, ofrecer buenas oportunidades de trabajo tanto en la India como en China.
  • En el futuro, las empresas chinas deberían mirar continuamente al Sur Global a la hora de crear sus planes estratégicos de desarrollo. Con una sólida fuerza económica y unas perspectivas de desarrollo prometedoras, China puede adquirir más talentos tecnológicos y liderar una nueva ronda de desarrollo de la industria digital.
Construir una “zona social especial” para revitalizar el noreste
Pān Wéi (潘维)
Pan Wei es profesor de la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad de Beijing y director del Centro para Asuntos Chinos y Globales. Entre sus libros, están Creyendo en el pueblo: el Partido Comunista de China y la Tradición Política de China, y Campesinos y el Mercado.

Contexto:

Con un transporte desarrollado y abundantes recursos naturales, la región del noreste fue, históricamente, el corazón industrial de la nueva China. En el primer plan quinquenal de la construcción socialista, muchos proyectos de la industria pesada fueron implementados en la región, dando forma a los cimientos de la economía estatal. De 1949 a 1979, el noreste se situó entre las primeras regiones de China en urbanización, educación e ingreso per cápita. Sin embargo, desde el período de reforma orientada al mercado, la mayoría de los directivos y técnicos de las empresas estatales del noreste migraron al delta del río Yangtze y a la región costera, y muchos de los mejores graduados de las universidades del noreste se fueron ciudades de primer nivel como Beijing, Shanghái o Guangzhou. La mayoría de las empresas estatales perdieron su cuota de mercado frente a los productos importados o producidos por empresas conjuntas (joint ventures). Además, las fábricas en el noreste no contaban con el conocimiento tecnológico necesario para la innovación manufacturera, lo que, a su vez, produjo un círculo vicioso de huida de capital y talentos de la zona llevando al deterioro de la ecología social y a una grave corrupción. En numerosas ocasiones en las últimas tres décadas, el gobierno central chino ha tenido planes para “revitalizar el noreste”. En 2002, Pan Wei reflexionó sobre los problemas de la zona y propuso la idea de construir una “zona social especial”, que significa, básicamente, que el mecanismo del mercado o la maximización de las ganancias no deberían dominar el noreste, sino que un mecanismo de planificación social debería reasignar gradualmente los recursos varios en esta región. En el último debate sobre la revitalización del noreste de China, se ha vuelto a retomar esta idea socialista.

Puntos clave:

  • El capital no es un intermediario indispensable para la combinación del trabajo y los medios de producción. En los primeros 30 años de China, cuando el capital escaseaba, se construyó la base industrial nacional basándose en la planificación estatal y el espíritu socialista de “la gloria del trabajo y la vergüenza de no trabajar”. Sin embargo, una economía de mercado está guiada por las ganancias, y la base industrial del noreste de China, debido en parte a la falta de capacidades tecnológicas y administrativas, no pudo seguir siendo competitiva y fue abandonada.
  • El noreste de China debería seguir el camino de la “economía guiada por intereses sociales”: “planificación” más “espíritu”, complementados con el “mercado”. El punto de partida para esta idea debería ser: 1) el noreste tiene una importancia geoestratégica vital; 2) el desarrollo futuro de China necesita una industria pesada independiente y una agricultura a gran escala; 3) existen las condiciones básicas para revivir el noreste: infraestructura desarrollada y mano de obra capacitada; 4) el espíritu del socialismo está profundamente arraigado en el pueblo y; 5) la economía de mercado de China ya está bastante desarrollada y puede coexistir con una economía planificada modificada.
  • La idea básica de establecer una “zona social especial” (en oposición a la “zona especial” para obtener ganancias) es poner los intereses de la sociedad por sobre los intereses del capital, poner al pueblo primero y restaurar rápidamente la producción. El gobierno debería elaborar un plan de recuperación económica de diez años. Debería entregar las empresas en quiebra o casi en quiebra a los trabajadores y convertir la propiedad estatal en propiedad colectiva. Debe crearse un departamento unificado para el suministro de material que gestione la cadena de suministro de acuerdo al plan regional del noreste. Al mismo tiempo, el gobierno debería movilizar el apoyo nacional para la recuperación de las economías industrial y agrícola del noreste mediante incentivos de mercado y brindar ayuda a través de los impuestos y la financiación.
  • El gobierno también debe responsabilizar a los funcionarios corruptos. Los funcionarios del Partido deberían educar a los trabajadores sobre el problema objetivo, explicando cómo las viejas empresas del noreste no eran competitivas en el mercado. Se deben activar las bases del Partido y el rol de sus miembros y de los trabajadores modelo para promover el espíritu socialista de la “gloria del trabajo” y motivar a los trabajadores para revitalizar la región noreste.

Suscríbase a Voces de China. El boletín es publicado cada domingo en inglés, español y portugués.Descargue el PDF de los artículos completos (automáticamente traducidos). El equipo editorial de Dongsheng no necesariamente comparte las opiniones de los artículos.

Siga nuestras redes sociales: